Bienvenido

Esta es la secciòn dedicada a los estudiantes de 3ro del "Liceo Unión Panamericana". Pueden dirigirse a las clases dando click en el artículo deseado en la lista de “Temas” del panel derecho. Puedes navegar en las secciones en el menu del panel derecho: "Volver al inicio" "Perfil de la Lic.Idalia" y "Clases de 4to". A continuación se mostrarà el último tema escrito o el tema que hayas elegido:

Unidad del Paciente

Índice

- Alubrado

- Ambiente social del Hospital

- Ambiente Físico del Hospital

- Acústico

- Temperatura del Hospital

- Humedad

- Ventilación

- Definicion

Se denomina unidad del paciente al conjunto formado por el espacio de la habitación, el mobiliario y el material que utiliza durante su estancia en el centro hospitalario.
En las habitaciones con varias camas, cada unidad puede aislarse mediante biombos o cortinillas para asegurar y respetar la intimidad de la persona. En las habitaciones individuales, se considera «unidad del paciente» a todo el contenido y el espacio físico de la propia habitación.
En una unidad de hospitalización habrá tantas unidades del paciente como número de camas.

El número de camas por habitación (o número de unidades del paciente) varía de un hospital a otro. Hay centros que tienen gran número de habitaciones individuales, mientras que otros sólo cuentan con alguna, siendo la gran mayoría de las salas de dos o tres camas.
La situación ideal es poder disponer en cada planta, o control de enfermería, de habitaciones individuales y de habitaciones compartidas, para utilizar una u otra modalidad en función de las características de los pacientes.
Las habitaciones individuales deben preservarse para el aislamiento de los pacientes que presenten las siguientes patologías:
– Estado grave en general.
– Enfermos con patologías infecciosas.
– Operados con riesgo de ser contagiados.
– Inmunodeprimidos.

- Alumbrado

Para potenciar y facilitar el bienestar y la comodidad del paciente es importante mantener unas buenas condiciones medioambientales:
– Atmosféricas: temperatura (20-22°C), humedad (40-60%), movimiento del aire y ventilación y pureza del aire.

– De iluminación: luz natural y artificial.

– De insonorización (para evitar el ruido): nivel de ruido permitido (25 decibelios).clip_image001

Espacio suficiente para la distribución de todo el mobiliario, de forma que permita moverse cómodamente para aplicarla paciente los procedimientos técnicos y realizar la limpieza de la habitación.

– Dotadas con toma de oxígeno, bomba de vacío y sistema de intercomunicación.

– De fácil acceso a la habitación y al aseo.

• Mobiliario
En todas las habitaciones se dispondrá de cama, mesilla, mesa de cama, silla o sillón (para el paciente y las visitas), armario, lámpara y papelera.

• Materiales
– De uso habitual: vasos, jarra, palangana, cuñas, pijama o camisón, guantes, gasas, pañuelos desechables, etc.

– De higiene personal: esponja, peine, jabón, crema, toallas, papel higiénico. Estarán en el cuarto de baño.

- Mobiliario

Mobiliario de la unidad del paciente.
El mobiliario que debe formar parte de una habitación hospitalaria depende del tipo de unidad de que se trate. Existen grandes diferencias entre una habitación de servicios especiales (UVI, coronarias, diálisis, etc.) y una de hospitalización general (medicina interna, cirugía general).
Cama
Sirve para acoger al paciente, por lo que debe estar en perfectas condiciones de conservación y mantenimiento, para que permita la correcta acomodación del paciente. Irá provista con toda la lencería necesaria.
Debe colocarse en la habitación de manera que tenga tres de sus lados libres, para facilitar el trabajo del personal sanitario (cambios posturales, aseo del paciente, aplicación de cuidados, etc.).
Se dispone de forma que el cabecero esté en contacto con la pared, pero sin que se ubique debajo de la ventana, ni próxima a la puerta (para no impedir el acceso a la habitación o al aseo).
Sus medidas estándar son:
– 0,80-0,90 m de ancho.
– 0,70 m de alto (sin colchón).
– 1,80-1,90 m de largo.
Es decir, tendrá las medidas necesarias para favorecer el descanso y bienestar del paciente y facilitar la realización y aplicación de los cuidados necesarios. Es importante que sean articuladas y con un plano regulable en altura y fácilmente manejables en su movilización, por lo que deben disponer de ruedas.
• Accesorios
– Colchón de una o varias piezas, cubierto con una funda para su protección, que debe estar fabricada en un material elástico, transpirable al vapor e impermeable al agua y debe ser hipoalérgica e ignífuga.

– Almohada con funda de protección.

– Barandillas laterales como medida de protección del paciente.

– Manivela para regular de forma manual la altura y articulación de la cama.

– Sistema electrónico para la regulación de la altura, de forma automática (sólo en determinados modelos de camas).

– Control remoto para colocar la cama en diferentes posiciones (sólo en determinados modelos de camas).

– Otros accesorios (sólo para determinados tipos de camas): triángulo, barras de tracción, pesas, poleas, etc.

Mesita

Se sitúa junto a la cama, de forma que sea accesible, para que el paciente pueda coger cualquier objeto o utensilio que necesite. En muchos centros sanitarios se utilizan modelos de mesillas extensibles y regulables en altura y posición, que pueden transformarse a su vez en mesa auxiliar para apoyar las bandejas de la comida y adaptarse al paciente para favorecer su comodidad.

Mesa de cama

Sirve para depositar sobre ella las bandejas de la comida. Por su especial diseño, permite regular su altura, adaptándola al paciente, de forma que pueda comer semi incorporado
y con mayor comodidad. También se denomina carrobandeja.

Silla o sillón

Se utilizan como lugar de descanso para aquellos pacientes independientes o para aquellos en que sea posible su movilización
Deben ser cómodos y estar tapizados con material de alta durabilidad y de fácil limpieza y desinfección. Suelen disponer de brazos y reposapiés. Pueden llevar un dispositivo regulable para la colocación de la bandeja de la comida.
Se colocan junto al paciente, al lado contrario de la mesilla y cerca de la cabecera de la cama, para que pueda sentarse fácilmente sin necesidad de desplazarse. Siempre que el espacio lo permita, se debe disponer también de una silla o sillón para el acompañante, que presentará las mismas características que la silla o sillón de los pacientes (deben ser cómodos y de material fácilmente lavable).
Se colocan en la habitación, de manera que no interfieran el acceso a la cama ni al aseo, y que permitan al paciente desplazarse por la habitación con comodidad.
Armario
Se utiliza para guardar la ropa y otras pertenencias del paciente y también una manta de repuesto por si el paciente la necesita. Suele incluir alguna percha.
Lámpara
Generalmente está fijada a la pared para que no ocupe espacio. Se utiliza en exploraciones, para lectura o como luz indirecta. No se utilizan lámparas en las mesillas, para evitar riesgos de accidente.
Biombo
Se emplea para separar una cama de otra, es decir, cada unidad del paciente, dentro de una misma habitación, cuando ésta es compartida por más de un paciente. Su objetivo es mantener y preservar la intimidad del paciente.
Papelera o cubo
Suele ubicarse dentro del aseo y se utiliza para recoger los desechos (basura, papeles, etc.) generados por el paciente (que no sean sanitarios ni biológicos). Suele ser de tamaño pequeño y lleva una bolsa de plástico en su interior para facilitar su recogida y limpieza.

Todo el mobiliario debe estar fabricado con materiales de colores claros, para que no se enmascare la suciedad y sea fácilmente avable, pues puede ser una importante fuente de infección.

- Temperatura

Generalmente, la temperatura ambiente que debe tener la unidad de hospitalización oscila entre los 20-22 °C. Las personas reaccionan de manera diferente a las condiciones atmosféricas, por lo que se ha establecido una temperatura que puede considerarse ideal para todas ellas.
Temperaturas inferiores a éstas pueden hacer que el paciente sienta frío; y temperaturas superiores a las establecidas hacen que se sienta incómodo por el efecto del calor. En ambos casos, se siente molesto y en condiciones inadecuadas para sentir bienestar.
La temperatura controlada es fundamental para favorecer la remisión de los procesos patológicos. Se regula mediante termómetros o termostatos que se disponen en las unidades de los pacientes, pasillos, dependencias especiales, etc., y que detectan y avisan (en ocasiones) de las variaciones bruscas de temperatura que ocurran en algunas zonas del hospital.
Muchos hospitales disponen de circuitos cerrados de ventilación, que llevan incorporado un sistema automático de control de la temperatura, adecuándola a las necesidades que se hayan programado previamente.
Es importante que se realice el mantenimiento y limpieza de los sistemas de control de la temperatura con el mayor rigor posible, ya que con gran facilidad se producen contaminaciones de los sistemas de refrigeración, sobre todo por Legionella. (El hábitat natural de este microorganismo es el agua, donde puede mantenerse y multiplicarse con facilidad; además, es capaz de resistir temperaturas de hasta 60 °C, lo que hace que los pacientes de alto riesgo puedan adquirir la enfermedad a través de esta fuente de infección.)
La temperatura ambiente puede variar en función del lugar o zona del hospital en que nos encontremos. Las variaciones pueden oscilar entre los siguientes intervalos:
Zona Temperatura en °C
Pasillos 20–21
Unidad del paciente 20–23
Consultas externas 21–23
Quirófanos 25–28

- Humedad

Es la cantidad de agua que permanece mezclada con el aire del medio ambiente. Los valores del grado de humedad que se consideran óptimos para la mayoría de las personas en el ambiente hospitalario oscilan entre el 40 y el 60 %.
Se controla mediante el uso de higrómetros que se colocan en la unidad del paciente, pasillos y dependencias especiales. Sin embargo, en algunos estados patológicos, como ciertas afecciones respiratorias, un grado de humedad relativa bajo (10 al 20 %) resulta más cómodo para el paciente.
En el caso de temperaturas elevadas, el calor se soporta con mayor dificultad cuanto más alto es el grado de humedad, debido a que se produce un enlentecimiento en el proceso de evaporación de la piel.
Las variaciones del grado de humedad estarán en función de la patología específica que padezca el paciente. El aumento del grado de humedad agrava las patologías que afectan al corazón, sistema circulatorio, articulaciones, etc.

- Ventilación

El aire caliente pesa menos que el frío, por lo que tiende a elevarse; de esta manera, en los espacios cerrados asciende desde el suelo hacia el techo. El movimiento que realiza el aire, debido a las corrientes que producen las variaciones de temperatura, tiene un efecto tonificante sobre el organismo.
El acondicionamiento consiste en hacer que el aire de los hospitales, residencias, hogares, edificios públicos, etc., consiga tener unas características casi iguales a las del aire libre.
La ventilación se realiza, normalmente, abriendo las ventanas y la puerta durante cortos espacios de tiempo y de forma alternativa, si hay más de una ventana. Para renovar el aire de la habitación es suficiente con que se abra la ventana durante 10-15 minutos.
Siempre que sea posible, se lleva a cabo durante los procedimientos de cambio de ropa de cama y limpieza de la habitación. Cualquiera que sea el método elegido para ventilar una habitación, se evitará que se originen corrientes de aire. Es recomendable el empleo de biombos que, colocados entre la ventana y la cama del paciente, eviten que el aire le llegue de forma directa.
En los hospitales modernos, con circuito cerrado de aire acondicionado o sistemas de climatización, no deben abrirse las ventanas de las habitaciones para ventilar, pues el aire está en constante renovación y, si se abriera la ventana, se producirían descompensaciones en el circuito del aire.

- Iluminación

La iluminación en los centros sanitarios puede ser de dos tipos: natural y artificial.
Luz natural
Es la producida por los rayos solares; por sus propiedades curativas, desinfectantes, térmicas, etc., es la más indicada para el cuidado y la recuperación de los enfermos.
Algunos especialistas en la materia opinan que una habitación está bien iluminada si tiene un espacio de ventanas igual, en superficie, a casi la cuarta parte del suelo. La luz del sol directa es eficaz para aumentar la resistencia a las enfermedades, y se ha demostrado su valor terapéutico, especialmente, para reducir la susceptibilidad a enfermedades como el raquitismo y la tuberculosis.
Además de su importancia como factor esencial de salud, la luz solar aporta a las habitaciones iluminación natural, que va a influir en el estado de ánimo de los pacientes. Ahora bien, hay que tener en cuenta que una iluminación excesiva o que incida directamente sobre la cara del paciente puede ocasionar molestias y producir irritabilidad, nerviosismo, etc.
Luz artificial (iluminación eléctrica)
Se usa normalmente en las unidades de hospitalización y está diseñada de forma que pueda ser utilizada según las necesidades. Puede adaptarse para que proporcione luz indirecta, como luz de foco directo para el examen del paciente, luz para leer o luz muy débil.

Durante la noche debe quedar un piloto encendido en la pared, para que la habitación no quede a oscuras y el paciente pueda ver si tiene necesidad de levantarse.
Además, se debe disponer en la habitación de un sistema eléctrico, colocado a la cabecera de la cama, que se activa para llamar al control de enfermería; lleva un piloto para que sea visible en la oscuridad.

BAÑO DE PACIENTE EN CAMA
CONCEPTO.
Es la limpieza del cuerpo con agua y jabón cuando el paciente esta incapacitado de hacerlo por si mismo o tiene conintraindicado levantarse de su cama.
OBJETIVOS.
Promover y mantener hábitos de higiene personal.
Observar cualquier signo patológico en la piel y estado general del paciente. Activar la circulación periférica y la ejercitación de los músculos y extremidades.
Proporcionar comodidad y bienestar.
Eliminar residuos de sudación, secreciones, microbios y desechos.
PRINCIPIOS.
Físico.
Mecánico.
Químico.
Estético.
Microbiológico.
Higiénico.
Anatómico.
EQUIPO.
Agua.
Toalla.
Jabón.
Lámpara.
Peine.
Camisón.
Palangana.
Orinal y/o cómodo.
Toallita.

PROCEDIMIENTO.
1. Lávese las manos.
2. Explique al paciente el procedimiento.
3. Prepare el equipo y llévelo al cubículo del paciente.
4. Proporcionar privacidad al paciente.
5. Ofrezca el orinal o cómodo al paciente y ayúdelo en esta actividad.
6. Eleve la cama a la altura que le resulte cómodo trabajar.
7. Realice la higiene bucal según la técnica.
8. Afloje la sabana empezando por la cabeza.
9. Retire camisón o pijama de 1 paciente.
10. Coloque la toalla del baño bajo la cabeza y hombros del paciente.
11. Coloque la toallita en la mano, de forma que los extremos de los dedos queden protegidos.
12. Lave los ojos, sin jabón, del ángulo interno al externo.
13. Siga con el lavado de la frente, ambos lados de la cara, oreja, y cuello, usando jabón si el paciente desea.
14. Enjuáguelo y séquelo.
15. Ponga la toalla debajo del brazo distal, en jabón e iniciando por la muñeca hacia el hombro y terminando en la axila, en forma circular.
16. Enjuague y seque con movimientos circulares y firmes.
17. Sumerja la mano del paciente en la palangana con agua y limpie las uñas. Observe el color de la mano y los lechos inguinales al secarlos.
18. Cambie el agua y lave el brazo proximal de igual manera.
19. Coloque la toalla sobre el tórax y abdomen y deje la sabana hasta la región suprapúbica. Enjabone bajo la toalla, desde la base del cuello hasta abajo del abdomen.
20. Enjuague y seque el tórax y abdomen, observe la respiración, distensión o hipersensibilidad abdominal. Asegúrese que los pliegues de la piel estén secos y limpios, en especial en mamas y ombligo.
21. Cubra al paciente hasta hombros.
22.- Descubra la pierna distal y coloque una toalla bajo ella, flexiónela y lávela mediante movimientos circulares que vayan del tobillo a la cadera.
Enjuague y seque.
23. Ponga la toalla debajo del pié y coloque la palangana sobre la toalla, ponga el pie dentro de la palangana, lávelo, limpie las uñas y seque.
24. Cambie el agua y lave la pierna y el píe proximal, de la misma forma.
25. Retire la toalla y cambie el agua.
26. Coloque al paciente en posición lateral para lavar la espalda y los glúteos, poniendo fa toalla a lo largo de fa espalda y glúteos. Enjabone, enjuague y seque bien con movimientos circulares.
27. Dé masaje a la espalda y ala región sacra, con movimientos circulares.
28. Ponga al paciente en posición decúbito dorsal y coloque la palangana sobre la toalla al lado del paciente.
29. Lave y seque la región genital, si el paciente puede hacerlo, deje los objetos a su alcance.
30. Lávele las manos al paciente, en caso de haberse realizado él mismo el aseo genital, o usted, en caso de habérselo realizado.
31. Vista al paciente, péinelo y póngale desodorante.
32. Arregle la cama según técnica.
33. Deje cómodo al paciente.
34. Deje el equipo limpio y en orden.
35. Lávese las manos.
36. Haga las anotaciones correspondientes en el expediente clínico.

2. TECNICAS BASICAS DE CUIDADOS DE ENFERMERIA.

2.1. La higiene corporal.

El principal objetivo de la higiene corporal es mantener la piel integra y evitar enfermedades y lesiones de la misma. Con la higiene corporal intervenimos en la comodidad y el aspecto físico del paciente y favorecemos indirectamente su integración en el medio. La higiene del paciente se realiza por la mañana, antes o después de desayunar o siempre que sea necesario.

2.2. Material necesario para esta técnica.

Par realizar esta técnica hay que utilizar:

· Dos palanganas con agua templada, una con jabón y otra solo con agua.

· Jabón PH neutro.

· Dos esponjas, toallas o compresas.

· Dos o tres toallas grandes.

· Ropa de cama limpia.

· Ropa de vestir, como un camisón, pijama, bata, etc.

· Peine o cepillo.

· Crema hidratante o aceite de almendras.

· Tijeras

· Carro para la ropa sucia o una bolsa.

· Lo necesario para realizar otras higienes (ocular, otica y bucal).

2.3. Protocolo de actuación.

· La temperatura de la habitación a de estar entre 22º y 24º C.

· La temperatura del agua a de estar entre 38º y 40º C, excepto en los casos que se indique lo contrario.

· Evitar corrientes de aire.

· Preservar la intimidad del paciente.

· Preparar el material necesario.

· Lavarnos las manos y ponernos los guantes.

· Explicarle al paciente lo que se le va a hacer.

· Involucrar al paciente y a sus cuidadores en todo lo que sea posible.

· Siempre enjabonar, aclarar y secar, cambiando el agua, esponjas y toallas las veces que hagan falta.

· El orden de lavado debe ser:

· Cara, cuello y orejas

· Extremidades superiores

· Tórax y abdomen.

· Extremidades inferiores.

· Espalda y glúteos

· Genitales.

· Evitar dejar zonas húmedas, y poner especial atención en los pliegues naturales.

· Al terminar dejar al paciente cómodo y seguro.

· Registrar en la historia clínica cualquier problema y anotar lo que hemos hecho.

2.4. La higiene genital.

En hombres hay que lavar la zona genital, teniendo la precaución de lavar el glande, dejando el prepucio hacia arriba para evitar que se produzca inflamación de la zona y en mujeres los genitales y la zona perianal siempre desde delante hacia atrás, separando los labios, para lavar correctamente la vulva, así se evitan infecciones de orina.

2.5. La higiene de manos y pies.

Para hacer la higiene de manos y pies, antes de todo lavaremos pies y manos antes de cortar las uñas. Las uñas se cortan con cortaúñas o tijeras adecuadas de punta de roma. En las uñas de las manos se cortan en redondo y en las uñas de los pies se cortan en cuadrado.

2.6. La higiene otica.

Utilizaremos unos bastoncillos y una o dos ampollas de suero fisiológico. Mojaremos el bastoncillo en el suero fisiológico y limpiaremos la parte externa de la oreja, sin introducir el bastoncillo en el conducto auditivo. Con un bastoncillo seco, secaremos las circunvalaciones del pabellón auditivo.

2.7. La higiene ocular.

Esta higiene se realiza a pacientes inconscientes o a veces los pacientes que llevan tratamiento oftalmológico. Utilizaremos unos guantes, gasas estériles, una o dos ampollas de suero fisiológico de 0,9 %, dos jeringas de 5 ml, pomada epitelizante y tiras de aproximación. Para realizar esta técnica seguiremos los siguientes pasos:

o Prepararemos el material necesario.

o Nos lavaremos las manos y nos pondremos los guantes.

o Explicaremos al paciente el procedimiento.

o Llenaremos la jeringa de 5 ml con suero fisiológico.

o Doblaremos una gasa por la mitad y la colocaremos debajo del ojo que vamos a limpiar.

o Con una mano abriremos el parpado y con la otra echaremos suero fisiológico, desde la zona interna hacia la externa.

o Secaremos el ojo con la gasa de abajo y cogeremos pomada epitelizante o tratamiento oftalmológico, y lo aplicaremos con el ojo abierto sobre el parpado inferior.

o Cerraremos el ojo con una tira de aproximación o una gasa doblada.

o Cada 6 horas realizaremos la técnica.

o Recogeremos el material y colocaremos al paciente.

o Nos quitaremos los guantes y nos lavamos las manos.

o Registraremos la técnica en la historia clínica.

2.8. La higiene bucal.

*Paciente encamado, consciente y válido.

-Material.

o Cepillo de dientes.

o Pasta de dientes.

o Vaso con agua

o Antiséptico bucal.

o Batea

o Toalla

o Vaselina.

-Protocolo de actuación.

o Prepararemos el material, nos lavaremos las manos y nos pondremos los guantes.

o Incorporaremos al paciente y colocaremos la mesita cerca de la cama con todo lo necesario y le colocaremos la toalla para que no se manche.

*Paciente encamado, consciente, pero no válido.

-Material.

o Cepillo de dientes.

o Pasta de dientes.

o Vaso con agua

o Antiséptico bucal.

o Batea

o Toalla

o Vaselina.

-Protocolo de actuación.

o Prepararemos el material, nos lavaremos las manos y nos pondremos los guantes.

o Explicaremos al paciente el procedimiento.

o Incorporaremos al paciente y lo pondremos en posición de Fowler.

o Ofreceremos agua para enjuagarse la boca.

o Cogeremos el cepillo y pondremos pasta de dientes.

o Frotaremos todas las piezas dentarias y la lengua.

o Después ofreceremos agua con antiséptico para enjuagarse la boca y tirara el agua en la batea.

o Secaremos los labios y ofreceremos un poco de vaselina para los labios.

o Recogeremos el material, colocaremos al paciente, nos quitaremos los guantes, nos lavaremos las manos y registraremos la técnica en la historia clínica.

*Paciente encamado e inconsciente.

-Material.

o Guantes.

o Un vaso con agua y antiséptico.

o Gasas

o Pinzas de Kocher o Pean.

o Toalla

o Batea

o Vaselina.

-Protocolo de actuación.

o Prepararemos el material, nos lavaremos las manos, nos pondremos los guantes y explicaremos el paciente el procedimiento.

o Incorporaremos al paciente en posición de Fowler.

o Colocaremos la toalla debajo de la barbilla.

o Haremos una torunda y la mojaremos en el agua con antiséptico.

o Limpiaremos toda la boca.

o Secaremos la boca y pondremos vaselina en los labios.

o Recogeremos el material, colocaremos al paciente, nos quitaremos los guantes, nos lavaremos las manos y registraremos la técnica en la historia clínica.

*Paciente inconsciente e intubado.

-Material.

o Guantes para dos personas.

o Guante estéril.

o Un vaso con agua y antiséptico.

o Jeringa de 10 mml.

o Gasas.

o Toallas.

o Un sistema de aspiración.

o Una sonda de aspiración.

o Fijación del tubo.

o Vaselina.

-Protocolo de actuación.

o Prepararemos el material, nos lavaremos las manos, nos pondremos los guantes y explicaremos al paciente el procedimiento.

o Se realiza con dos personas, una enfermera y un auxiliar de enfermería.

o El auxiliar llena la jeringa con el agua y antiséptico y la echa sobre la boca del paciente, cuando la enfermera lo indique.

o Mientras la enfermera aspira el líquido con una sonda de aspiración.

o Cambiaremos la fijación del tubo y pondremos vaselina en los labios.

o Recogeremos el material, colocaremos al paciente, nos quitaremos los guantes, nos lavaremos las manos y registraremos la técnica en la historia clínica.

*Paciente con dentadura postiza.

o Limpiaremos la dentadura postiza en el lavabo, después la aclararemos y la meteremos en un vaso con agua y la taparemos (solos para pacientes conscientes).

2.9. La higiene del cabello.

Para lavar el cabello utilizaremos:

o Champú

o Jarra o palangana con agua templada

o Dos toallas

o Algodón

o Peine o cepillo

o Secador

o Empapador.

o Recipiente

o Vaso.

-Protocolo de actuación.

o Prepararemos el material, nos lavaremos las manos, nos pondremos los guantes y explicaremos al paciente el procedimiento.

o Si es una cama sin cabezal, tiraremos del paciente hasta que los hombros queden a ras del colchón. Si la cama no lo permite colocaremos al paciente en diagonal y sacamos la cabeza por un lado.

o Colocaremos la toalla debajo de la cabeza del paciente y también la palangana encima del taburete.

o Enjabonamos, aclaramos, peinaremos y secaremos el pelo (si tiene el pelo largo lo recogeremos en dos trenzas).

o Recogeremos el material, colocaremos al paciente, nos quitaremos los guantes, nos lavaremos las manos y registraremos la técnica en la historia clínica.

2.10. La higiene de un paciente en una ducha o bañera.

Para realizar la higiene en una ducha, tendremos que tener en cuenta que a de tener un suelo antideslizante, con un asa para agarrarse, un asiento clavado en la pared y regulable en altura, y si no un taburete que se `pudiera mojar y que las patas tuvieran tacos antideslizantes. Una ducha de teléfono con barra regulable a la altura y el grifo con termostato.

Para realizar una higiene en una bañera, tendremos en cuenta que a de tener un sistema para que no e deslice, unas asas de sujeción, un soporte para poder sentarse y un grifo con termostato.

2.11. La colocación de una cuña y una botella.

o Prepararemos el material, nos lavaremos las manos y nos pondremos los guantes.

o Preservaremos la intimidad del paciente en todo momento.

o Colocaremos la cuña o botella, y esperaremos a que haga sus necesidades.

o Al terminar limpiaremos la zona perineal.

o Tiraremos la deposición u orina.

o Anotaremos si hay alguna característica especial.

Una vez a la semana se recogen las cuñas y botellas para sumergirlas en agua tibia y lejía durante unos 30 minutos a una hora.

2.12. Como tratar a una persona ciega.

Las personas ciegas no son sordas, así que por lo tanto les hablaremos normal utilizando sin ningún miedo el verbo ver o mirar, y todos sus sinónimos. Para explicarles algo, hay que hacerlo utilizando las agujas del reloj, como referencia, así es mas fácil para el. Para ayudarle a cruzar la calle nos pondremos un paso por delante de el y el detrás no cojera del hombro.

Se a de mantener un orden y hay que deja las cosas siempre donde ellos las dejan y no hay que modificar el orden de estas. Nunca dejaremos puertas entre abiertas pata evitar posibles golpes o desorientación.

2.13. Como tratar a una persona sorda.

Las personas sordas son muy desconfiadas, así que para darles mas confianza, hablaremos siempre delante suya, con un tono de voz normal y a un ritmo no muy lento, intentando vocalizar correctamente para que se mas fácil su entendimiento.

Baño En Ducha

Baño En Ducha

[pic]
[pic]
[pic]
BAÑO EN DUCHA
DEFINICIÓN
Es el baño que se realiza en la regadera cuando la condición del paciente lo permite.
OBJETIVOS DE LA TÉCNICA
a. Promover y mantener hábitos de higiene personal
b. Eliminar la suciedad y facilitar la transpiración
c. Activar la circulación periférica y la ejercitación de los músculos y extremidades
d. Observar cualquier signo patológico en la piel y estado general del paciente
e. Proporcionar bienestar, confort y comodidad
EQUIPO
- Toalla
- Toallita
- Jabón – Jabonera
- Silla o banco
- Camisón o pijama
- Silla de ruedas (si es necesario)
PRECAUCIONES Y/O RECOMENDACIONES
a. No permitir que el paciente envalle la puerta nunca
b. Nunca deje solo al paciente
PROCEDIMIENTO
1. Prepare el baño con todo lo necesario al alcance del paciente
2. Ayude al paciente a ir al cuarto de baño, coloque silla si es necesario
3. Ayúdele a desvestirse proporcionándole privacidad
4. Ayúdele a entrar en el baño cuidando de que no se caiga
5. Deje al paciente que se bañe. Si es necesario, ayúdele a lavarse la espalda
6. Ayúdele a secarse y trasládelo al cubículo
7. Ayúdelo a vestirse y trasládelo al cubículo
8. Descarte la ropa sucia y colóquela en el lugar indicado
9. Termine con el arreglo personal del paciente
10. Deje cómodo al paciente
11. Deje el equipo limpio y en orden
12. Lávese las manos
13. Haga anotaciones necesarias en el expediente clínico
BAÑOS HIGIÉNICOS
I BAÑO DE INMERSIÓN O TINA:
1. DEFINICIÓN
Es un procedimiento por el cual una persona se somete a la total, o parcial eliminación de las impurezas de la piel
2. INDICACIONES
A todos los pacientes que puedan levantarse y están capacitados para hacerlo
3. OBJETIVOS
- Procurar higiene y comodidad al paciente
- Para estimular la circulación sanguínea
- Estimular la eliminación de sustancia de deshecho a través de la piel
- Favorecer la relajación muscular

Cama Abierta, Cerrada

etc.
CAMA CERRADA
CONCEPTO: Son las maniobras que se efectúan para vestir la ropa de cama cuando no se encuentra algún paciente ocupándola.
OBJETIVO: Informar con el tipo de tendido de cama al personal de salud que no se encuentra ocupada por ningún paciente y por lo tanto se encuentra disponible esa área.
PRECAUCIONES:
➢ Lavarse las manos antes y después del procedimiento.
➢ Verificar que el material y el equipo este limpio, completo y ordenado para su uso.
➢ Observar que la unidad este totalmente aseada.
➢ Evitar que la cama quede con arrugas.
➢ Informar al responsable del servicio sobre las descomposturas observadas de la unidad.

RECOMENDACIONES:
➢ Seguir la técnica de tendido de cama cerrada y cumplir con las reglas de asepsia.
MATERIAL Y EQUIPO:
➢ Carro para ropa limpia con equipo acorde con la unidad de encame
➢ 2 Sabanas Estándar
➢ 1 Sabana Clínica
➢ 1 Hule Clínico
➢ 1 Cobertor
➢ 1 Colcha
➢ 1 Almohada y Funda
PASOS A SEGUIR:
➢ Colocar la sabana estándar sobre el colchón en forma longitudinal, por el lado proximal de la cama, centrado y alineando la prenda de manera que la parte inferior de esta quede a nivel del borde de la piesera del colchón.
➢ Introducir debajo del colchón la parte superior de la sabana y fijarla en la esquina formando una cartera.
➢ Instalar el hule clínico en el tercio medio de la cama centrándolo transversalmente.
➢ Situar la sabana clínica sobre el hule clínico de igual forma que éste; e introducir los bordes superior e inferior debajo del mismo.
➢ Estirar las tres piezas e introducir los extremos debajo del colchón (lado proximal).
➢ Pasar al lado contrario de la cama y realizar las mismas maniobras.
➢ Colocar una sabana estándar en forma longitudinal y en el nivel del borde superior del colchón, del lado proximal, centrándola y extendiéndola.
➢ Poner el cobertor 25cm. Por debajo del borde superior del colchón y extenderlo en la...

PREPARACIÓN DE LA CAMA OCUPADA

_Objetivo

_Proporcionar higiene, comodidad y seguridad al paciente encamado.

_Procedimiento

_Explicar el procedimiento al paciente, buscando su colaboración.

_Preservar la intimidad del paciente durante todo el procedimiento.

_Colocar la ropa limpia en una silla.

_Lavar la manos y colocar los guantes.

_Vigilar sondas, drenajes y aparataje si los tuviera.

_Colocar la cama en posición horizontal, si la situación del paciente lo permite.

_Retirar la almohada, colcha y manta y dejarlos en la silla del paciente si se van

a utilizar de nuevo.

_Dejar cubierto al paciente con la sábana encimera.

_Realizar el aseo del paciente según procedimiento de enfermería "Higiene del

paciente encamado".

_Girar al paciente en bloque sobre un costado, retirando la entremetida, la bajera

y la funda del colchón, si es necesario, enrollándolas hacia el centro de la cama.

_Colocar en sentido longitudinal de forma sucesiva, la funda de colchón, si procede,

y la sábana bajera limpias, remetiendo los bordes y sujetar las esquinas en

forma de mitra; extendiéndolas hasta la mitad de la cama y dejando el resto

enrollada al lado de la sucia.

_Colocar la entremetida en sentido transversal encima de la bajera y en el tercio

medio de la cama.

_Girar al paciente hacia el otro lado, retirando la ropa sucia sin sacudir y depositándola

dentro de la bolsa para tal uso.

_Desenrollar y remeter la funda de colchón, si procede, la sábana limpia bajera,

sujetando las esquinas en forma de mitra, y la entremetida, evitando arrugas.

_Vigilar que sondas, drenajes y aparataje quede correctamente colocados, si los

tuviera.

_Colocar sábana encimera limpia.

Fecha última revisión: Enero 2003

_Observaciones

_En algunas ocasiones el cambio de ropa debe efectuarse en dos tiempos, de

arriba hacia abajo, es decir, cambiar la sábana bajera desde la cabecera de la

cama hacia los pies.

_Nunca introducir en la habitación los carros de la ropa limpio/sucio.

_No sacudir la ropa al retirarla.

_No depositar la ropa sucia en el suelo y procurar el mínimo roce con el uniforme.

Tendido De Cama En General

Arreglo de la cama
Definición: Es el proceso de tender o cambiar la ropa de cama.
Propósitos:
  * Crear un ambiente adecuado para el paciente imposibilitado de dejar la cama.
  * Crear un medio adecuado para la comodidad y reposo del paciente ambulatorio.
Normas:
  1. Todo paciente que ingrese a la unidad, se le proporcionará un ambiente adecuado para su bienestar y su seguridad.
Equipo:
  * Pañito para limpiar la cama.
  * Dos (2) sabanas.
  * Cobertor o cobija si es necesario.
  * Impermeable.
  * Centro de Dril.
  * Fundas para almohada según sea necesario.
Pasos a seguir: | Razonamiento : |
Utilice el pañito para limpiar la cama y el colchón | Disminuir la proliferación de microorganismos y evitar así infecciones cruzadas. |
Lavarse las manos antes y después de hacer la cama. | La ropa de cama conserva microbios que pueden transferirse por contacto directo a las manos y uniforme de la enfermera. |
Las sabanas sucias se retiran para formar un bulto compacto y colocarse dentro de una cesta o funda. | Al sacudir la lencería sucia se diseminan los microorganismos por el aire. |
Se elevará la cama hasta la posición más alta, para que la enfermera no se agache innecesariamente. | Para evitar el desgaste de energía. |
El doblez central de la sabana deberá quedar en el centro del colchón, el extremo terminal inferior cubrirá el borde de la posición inferior del colchón. | Se ahorra tiempo y energía |
La esquina superior de lado de la enfermera deberá fijarse con doblez triangular. El doblez central de la sabana intermedia deberá encontrarse en la parte central de la cama y todo el borde del lado de la enfermera se mete en forma ajustada debajo del colchón. | De esta forma podemos evitar las arrugas en la sabana las cuales pueden ocasionar complicaciones al paciente. |
Pasos a seguir: | Razonamiento : |
La sabana superior, cuyo doblez central deberá coincidir con la línea media de la cama, se coloca de tal forma que el...

clip_image001

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada